Domingo 25 de Agosto de 2019
Ediciones Anteriores

"Tancha" recorrió el mundo en busca de su identidad.

Juan Carlos Vera con más de 60 años de edad, lucha día a día y sueña con encontrar a sus padres biológicos.

Juan Carlos Vera conocido como "tancha", vive en la localidad de Delfín Gallo-Departamento Cruz Alta. Es muy querido por su personalidad carismática y reconocido por su potencial voz. Cada vez que sale a vender helados y pan casero, su expresión aguda y palabras halagadoras como " cachorra, potra y bebé" , resuenan en cada Barrio del Pueblo. "Tancha" tenía meses de vida cuando una pareja de mochileros decidieron dejarlo en adopción en la Sala Cuna, donde vivió gran parte de su infancia hasta que fue adoptado y reconocido legalmente por la familia Vera, el 15 de septiembre de 1965.

A pasar del acto de amor que tuvo está familia, él cuenta que los 12 años lo trataban diferente a sus hermanos. "En el tiempo del Matadero me hacían levantar grandes tachos de sangre. Para todos compraban ropa, menos para mí". Hasta que una noche, en una cena familiar, "me dejaron aparte, ahí fue que me dijeron 'Despues va a comer el adoptado ese' y con un nudo en la garganta decidí irme". Con lágrimas en los ojos, recordó el consejo que le dió su padre."Fíjate por el camino que vas andar", se refirió a las cosas buenas y malas que tiene la vida.

Tenía 13 años cuando Juan Carlos se independizó e inició la búsqueda implacable hacía sus padres biológicos. Su primera estadía fue en una Estancia de Trancas, trabajando como peón para la familia Vallejo, personas que lo consideraba un hijo y lo trataba como tal. Resuelto a su objetivo, partió a la Ciudad de Buenos Aires dónde trabajó en un Bar, por un poco de comida y un lugar donde dormir. Él sabía que estando ahí no lograría lo que tanto anhelaba, encontrar a sus padres. Decidió renunciar y seguir con su meta.

Caminando por las calles de la Capital, se encontró con "la suerte", así lo describe Juan Carlos al circo "Orlando Orfei". "Lo primero que pensé, fue en recorrer el mundo buscando a mis padres" . Trabajó 10 años de encargado en el coliseo, y transitó por muchos países como: Brasil, México, Venezuela, Uruguay, Paraguay, entre otras. La ganancia que obtenía, ayudaba a su familia adoptiva enviándole dinero.

Lamentablemente el buen presente se había terminado en Buenos Aires, cuando recibió una carta anunciando la muerte de su madre. Dejando todo,regresó a Tucumán. Cuando llegó a su casa, se dió cuenta que todo fue una mentira, que la mujer que lo había criado estaba bien y que la carta no tenía firma. "Jamás descubrí quién fue, sólo sé que me arruinó la vida". Porque cuando quiso volver a su rutina, el Circo se marchó a países Asiáticos.

A pesar de las necesidades que tuvo que pasar, consiguió trabajo en la empresa de Gaseduto. La Industria lo llevó a distintas provincias de la Argentina, pero en Tierra de Fuego marcó su destino. Conoció a su actual mujer, su compañera de vida, "para mí ella es única", motivado alabó. En el transcurso de la vida, Juan Carlos se casó y formó una familia junto a sus seis hijos.

Con 50 años de edad, la compañía lo júbilo y las circunstancias sería peor. Regresó a Tucumán sin trabajo y sin novedad de sus verdaderos padres. "Tancha" cuenta que vivieron situaciones difíciles cuando vivía en el Depósito del Ingenio La Florida. "Hace un año atrás, se cayó una pared y casi mata a mi nieta". Compadecidos con lo ocurrido, los dueños de la fábrica de azúcar Rocchia Ferro y su esposa Cateri, le regalaron una vivienda en el Barrio Las Malvinas.

A pesar de los obstáculos de la vida, Juan Carlos siempre luchó por el bienestar de su familia. Vendía pan casero en su bicicleta vieja , hasta que en una inauguración que hacía en la localidad el ex Gobernador, José Alperovich, quien lo definió como un hombre trabajador y prometió obsequiarle un moto-carro. Actualmente se dedica a vender helados, achilata y pan casero en el ciclomotor. También es empleado de la Comuna de Delfín Gallo.

"Tancha" es un agradecido de la vida. "Me golpeó pero me enseñó mucho. También le agradezco a cada persona que me ayuda, porque comprándome un helado me están ayudando". Con una sonrisa en su rostro ilusionado, le pide a la sociedad "que me ayuden a encontrar a mis padres.Yo sé que están vivos porque lo presiento". Y prometió seguir con busca de su mayor sueño.

Emilse Acuña Twitter: @maria_emilsea y Daniela Yamile Blanco



Fotos: 1 de 1 Juan Carlos Vera conocido como "tancha", vive en la localidad de Delfín Gallo-Departamento Cruz Alta. Es muy querido por su personalidad carismática y reconocido por su potencial voz. Cada vez que sale a vender helados y pan casero, su expresión aguda y palabras halagadoras como " cachorra, potra y bebé" , resuenan en cada Barrio del Pueblo. "Tancha" tenía meses de vida cuando una pareja de mochileros decidieron dejarlo en adopción en la Sala Cuna, donde vivió gran parte de su infancia hasta que fue adoptado y reconocido legalmente por la familia Vera, el 15 de septiembre de 1965.

Fuente: tucuman 247 facebook (Emilse Acuña, y Daniela Yamile Blanco)

SemanariodelEste.com | Una visión Diferente

Todos los derechos reservados | Términos y usos del sitio | Tucumán 2009

Administrado por FU.CO.P.
Fundación para la Comunicación y el Periodismo

Diseño y Desarrollo:

Comunicar